sábado, 16 de septiembre de 2017

Actualización de ¿cómo será el mes de septiembre?

Llevamos más de dos semanas del mes de septiembre y en muchas regiones de España hace falta mucha agua ya que los embalses en términos generales están por debajo de lo normal en prácticamente todas las cuencas. Los campos necesitan que llueva para poder iniciar de nuevo el comienzo de ciertos cultivos y yacimientos de agua necesitan también llenarse. Veamos por tanto que nos depara el futuro a medio plazo en cuanto a temperaturas y precipitaciones. 

Comenzamos con la semana que va desde el día 18 hasta el 24 de septiembre.



Y ahora veamos desde el 25 de septiembre hasta el 1 de octubre:



Y por último del 2 hasta el 8 de octubre:



Observamos como la semana que va desde el día 18 al 24 de septiembre en cuanto a las precipitaciones están estarán por debajo de la media en casi todas las regiones menos en las Islas Baleares y las temperaturas en gran parte del centro del país estarán más altas de la media pero la zona Norte, Noreste y Este se situarán por debajo de la media lo mismo que en casi toda Europa.

La semana siguiente las precipitaciones se situarán por la media y será la zona Noreste y parte del Este que tendrán precipitaciones superiores a la media y las temperaturas menos en las Islas Canarias estarán como lo normal.

Y entrando en el mes de octubre podemos apuntar que las precipitaciones serán en casi todas las regiones lo normal para estas fechas, sin embargo la zona de las Islas Baleares serán inferiores y sobre las temperaturas podemos decir que casi todo el centro del país tendrán unas temperaturas un poquitin superiores a la media incluida las Islas Baleares, las Islas Canarias estarán por debajo de la media y el resto del país sobre la media. 

viernes, 8 de septiembre de 2017

¿Cómo será el mes de septiembre?

Llevamos varios días que hemos entrado en el mes de septiembre en que la estación calurosa termina y comienza una nueva hablando de manera astronómica y no precisamente meteorológica ya que en muchas ocasiones la estación calurosa del verano se suela alargar hasta más de septiembre aunque deseamos y esperamos que no ocurra este año lo mismo ya que la falta de agua se está notando ya en muchas cuencas de España, especialmente en la región gallega y zonas del sureste.

Comenzaremos que ocurrirán con las precipitaciones y temperaturas durante la semana del 11 al 17 de septiembre.



Esta sería la semana del 18 al 24 de septiembre.



Y por último la semana del 25 al 1 de octubre. 



Observamos como las temperaturas van a estar por encima de la media salvo las Islas Canarias y las Islas Baleares. Y las precipitaciones sobre todo la semana que va del 11 al 17 de septiembre estarán por debajo de la media. 

domingo, 27 de agosto de 2017

Actualización de la DANA

Actualizamos los datos sobre la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos). Según la Agencia Estatal de Meteorología estos son los avisos desde hoy domingo hasta el martes.

Para este domingo día 27 de agosto.



Esta es para el lunes día 28 de agosto. 


Y finalmente esta actualización es para el martes día 29 de agosto. 


sábado, 26 de agosto de 2017

DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos de la Atmósfera) a partir del domingo 27 de agosto

Desde hace unas cuantas jornadas los modelos inciden en que a partir del domingo 27 de agosto habrá un episodio de gota fría o DANA como se suele llamar a este fenómeno y que parece se extenderá a lo largo de varios días de la semana entrante. 

Por la naturaleza de este tipo de fenómeno y difícil predecir cuál será suposición correcta y por tanto a que zonas afectará en mayor o menor grado. Tenemos que tener en cuenta que estamos ya a finales de verano y por tanto faltando poco para entrar el otoño y por tanto esto y otros factores complican su predicción.

Os dejo lo que predice el modelo mesoescalar llamado Asperge hasta el miércoles día 30 de agosto en cuanto a las precipitaciones.


Estos son los avisos dados por Aemet desde el sábado día 26 hasta el lunes 28 de agosto.

Para el sábado día 26 de agosto.


Para el domingo 27 de agosto.


Para el lunes 28 de agosto.


Y os comparto la nota informativa dada por Aemet.:




miércoles, 9 de agosto de 2017

¿Cuál será la tendencia atmosférica durante este mes de agosto?

Llevamos varios días del mes de agosto y creo que a todo el mundo le gustaría saber ¿cuál va hacer la tendencia en cuanto a temperaturas y precipitaciones durante el mes de agosto? Para eso os presento a través de varios mapas sacados del modelo de predicción Europeo (VarEPS-Mensual).

Para la semana que va desde el 7 hasta el 13 de agosto esta es la predicción en cuanto a temperaturas y precipitaciones:


En cuanto a las temperaturas se puede observar que casi toda España incluyendo por supuesto las Islas Canarias tendrían temperaturas superiores a lo normal pero el norte sin embargo estarían por debajo en términos generales y en cuanto a las precipitaciones todo el Norte Peninsular tendrían precipitaciones por debajo al igual que las Islas Canarias y Baleares y sin embargo desde el Centro Peninsular y el Sur estarían en lo normal al igual que prácticamente todo el Este. 

Para la semana que va desde el 14 hasta el 20 de agosto esta es la predicción:


En cuanto a las temperaturas se ve que prácticamente toda España tendrían las temperaturas superiores a la media y las precipitaciones salvo las Islas Canarias, Islas Baleares y Este, el resto estaría en la media.

Y vamos a la semana que va desde el 21 hasta el 27 de agosto:


Es un mapa muy idéntico al anterior aunque las temperaturas ya no serían tan superiores.

domingo, 9 de julio de 2017

¿Qué es una DANA?

Esta palabra del argot de la meteorología es una abreviatura que significa Depresión Aislada en Niveles Altos. Este sonido lo hemos escuchado últimamente en las noticias ya que una DANA ha dejado fuertes tormentas con precipitaciones en muchas zonas de nuestra geografía. 

También se le llama vulgarmente lo que conocemos como Gota Fría o Baja Segregada. Normalmente suele coincidir con el comienzo del otoño y se materializa en las zonas mediterráneas y más concretamente en la costa este y zonas de las Baleares. 

Es el resultado de un frente de aire polar frío (corriente en chorro) que avanza sobre Europa Occidental a gran altura y que al chocar con aire más cálido y húmedo de la zona del Mar Mediterráneo genera fuertes tormentas. 

El diámetro de una gota fría puede alcanzar a tener unos cientos de kilómetros. Es homogéneo y sin línea de frente que lo separe de las masas circundantes, y tiene una influencia determinante sobre el tiempo. La gota fría conduce generalmente a una circulación atmosférica de bloqueo en la que no existe una componente de vientos determinante puesto que ha quedado excluida de la circulación general del oeste. Se asiste pues, a la formación de una depresión aislada en niveles altos de la atmósfera.

El origen de la gota fría aparece en 1886 en la escuela alemana, que introdujo la idea de kaltlufttropfen, cuya traducción al castellano es "gota de aire frío". La definición que se le dio fue la siguiente: "una marcada depresión en altura, sin reflejo en superficie, en cuya parte central se encuentra el aire más frío".4
Posteriormente, con la mejora de los métodos de observación, se comprobó que las depresiones en altura no tienen porqué tener un reflejo en niveles bajos y en superficie. De hecho, bajo una configuración de DANA o "gota fría", el centro de acción que prima en superficie es un anticiclón o como mucho una baja térmica, que se forman al dilatarse las masas de aire superficiales debido a la acusada acción solar que calienta la superficie [cita requerida]. Además, el concepto inicial y básico de gota fría no se centraba en su génesis ni, por supuesto, en otras características que se han observado con la llegada de nuevas formas de observar y analizar la atmósfera (sondeos, observaciones de superficie y altura, satélitesmodelos numéricos, nuevas teorías dinámicas, etc.). Por tanto, este término quedó anticuado y en desuso prácticamente por todas las escuelas de meteorología. Solo permaneció su uso en su país de origen, Alemania, y en España, donde este término fue popularizado en los medios de comunicación.
Hay que dejar bastante claro que no sólo en las áreas costeras se producen efectos notorios asociados a la configuración de DANA o "gota fría", si bien es cierto que aquí son más notorios al existir una mayor humedad y gradiente térmico vertical. No obstante, pueden dejarse notar sus efectos sobre superficies continentales si presentan valores de humedad relativa y gradiente térmico vertical destacables.
Las configuraciones de DANA o "gota fría" pueden desarrollarse en cualquier época del año, sin embargo, los efectos de las mismas son más notorios a finales del verano y principios del otoño al encontrarse las condiciones más propensas. La creencia popular, por otro lado, es de la opinión de que sólo acontecen en esta época puesto que sus efectos se notan en este periodo más que en ningún otro, siendo un argumento incorrecto. Es conveniente matizar que configuraciones de DANA o "gota fría" pueden suceder en cualquier mes sin traer aparejado, en muchas ocasiones, fenómenos meteorológicos adversos.
Las gotas frías pues, son frecuentes en la totalidad de las latitudes medias al estar bajo influencia del chorro, pero como se viene insistiendo, adquieren especial importancia en el entorno del clima mediterráneo, donde el mar proporciona abundante humedad, considerándose por su breve periodo de recurrencia un rasgo característico del régimen pluviométrico de dicho clima.

Noticias sobre el cambio climático

En esta sección que llamaremos cambio climático os publicaré varias noticias sobre este asunto. Veamos una primera noticia.

http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/07/03/cientificos-determinan-causa-de-condiciones-climaticas-extremas/#.WWHSPoTyjcc

Un equipo científico del Instituto de Investigación sobre los Efectos del Cambio Climático de Potsdam (Alemania), tras analizar las temperaturas en la Tierra en dos periodos de 20 años —1960-1979 y 1991-2010—, concluyó que los fenómenos meteorológicos anormales o de clima extremo poseen más duración e intensidad desde hace varias décadas por el aumento de las temperaturas.
El estudio arribó a que el aumento de la temperatura global en 0,5 ºC ha sido suficiente para incrementar las olas de calor y el volumen de las luvias en muchas regiones de la Tierra, según se informa en Phys.org.
Entre las condiciones climáticas extremas más duraderas e intensas, el estudio  publicado en la revista ‘Nature Climate Change’, señala, por ejemplo, que las precipitaciones han crecido casi un 10 % en una cuarta parte de nuestro planeta, mientras que las olas de calor —que pueden provocar incendios forestales devastadores— se alargaron una semana de promedio en la mitad de las áreas terrestres.
Estos especialistas destacan que estos cambios van más allá de la variabilidad natural y son fruto de la quema de combustibles fósiles, que se ha acelerado en los últimos 50 años.
Por otra parte, los integrantes del instituto alemán pronostican que esa modificación podría provocar que tengamos malas cosechas, escasez del agua potable y olas de calor en muchas regiones del mundo.
Además, la mayoría de los arrecifes de coral —básicos para preservar ecosistemas que afectan a alrededor de 500 millones de personas y a un cuarto de la vida salvaje marina— se podrían extinguir a finales de este siglo como consecuencia de tener unos mares más cálidos y ácidos.
Y veamos una siguiente noticia:
http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/la-region-desertica-del-africa-que-podria-reverdecer-causa-del-cambio-climatico-articulo-702102

Sahel, una de las regiones más secas de África, podría convertirse en una zona húmeda a causa del cambio climático según Investigadores del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) en Alemania.
Los científicos encontraron pruebas digitales de un posible cambio repentino a fuertes lluvias estacionales al modificarse la circulación del Monzón, un viento estacional producido por el desplazamiento del cinturón ecuatorial que hace que en verano los vientos vengan cargados de lluvias y, en invierno, secos y fríos.
Los autores alemanes descubrieron un mecanismo de "auto-amplificación" que podría comenzar más allá de entre 1,5 y 2 grados Celsius de calentamiento global, cifra límite para el aumento de la temperatura global establecido en el Acuerdo Climático de París.
De acuerdo con el autor principal del Instituto, Jacob Schewe, "más lluvia en una región seca puede ser una buena noticia. El cambio climático por los gases de efecto invernadero causados por la quema de combustibles fósiles tiene realmente el poder de sacudir las cosas. Está llevando a riesgos de los rendimientos de las cosechas en muchas regiones y aumentando los peligrosos extremos climáticos en todo el mundo. Sin embargo, en el seco Sahel parece que existe la posibilidad de que un mayor calentamiento pueda mejorar la disponibilidad de agua para la agricultura y el pastoreo".
Aunque cruzar este nuevo punto de inflexión puede resultar a futuro beneficioso, los expertos aseguraron que el cambio podría ser tal que representaría “un gran desafío” de adaptación para Sahel, siempre caracterizada por ser una zona africana de transición entre el desierto del Sáhara y la sabana sudanesa de sequedad extrema.
El coautor del trabajo Anders Levermann, de PIK y del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty (LDEO) de la Universidad de Columbia, en Nueva York, manifestó por su parte que "no sabemos cuáles serán los impactos sobre el terreno, esto está fuera del alcance de nuestro estudio, pero imagínese la posibilidad de un Sahel verde. La magnitud del posible cambio es un alucinante: este es uno de los pocos elementos del sistema terrestre que podríamos presenciar pronto. Una vez que la temperatura se aproxima al umbral, el régimen de lluvias podría cambiar en pocos años".
Levermann agregó que otras regiones desérticas como Malí, Níger y Chad, podrían recibir tanta precipitación como la registrada este viernes en el centro de Nigeria o el norte de Camerún, que cuentan con un clima tropical rico en vegetación.
La técnica que utilizaron los investigadores fue a través de decenas de sistemas de simulación computarizada climática de vanguardia que revelaron en promedio una "débil tendencia húmeda para el Sahel”, bajo un cambio climático irreversible. Predicen un 40 y un 300% más de lluvia en la región.
"Particularmente, en el periodo de transición entre las condiciones climáticas secas de hoy y las condiciones concebiblemente mucho más húmedas a finales de nuestro siglo, el Sahel podría experimentar años de variabilidad difícil de manejar entre la sequía y las inundaciones. Obviamente, la agricultura y la infraestructura tendrá que cumplir con este desafío", concluyó Levermann.